Últimas recetas

Presentación de diapositivas de 10 razones para visitar Las Vegas esta temporada navideña

Presentación de diapositivas de 10 razones para visitar Las Vegas esta temporada navideña


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Si nunca pensó en Sin City como un lugar para celebrar las fiestas, piénselo de nuevo

Shutterstock / Kobby Dagan

Bellagio cambia el tema floral de su Conservatorio y Jardín Botánico con cada temporada. El tema de invierno de este año es la estación central de Bellagio; hay un abeto blanco alto en el centro con trenes al Polo Norte cerca y animales del Ártico mirando. Se utilizaron más de 700 arbustos y 34.000 flores para crear esta fabulosa exhibición. El hotel también cuenta con varios restaurantes en los que puede cenar durante su visita, que incluyen Harvest by Roy Ellamar, que tiene tarifa de la granja a la mesa.

Invernadero y jardín botánico de Bellagio

Shutterstock / Kobby Dagan

Bellagio cambia el tema floral de su Conservatorio y Jardín Botánico con cada temporada. El hotel también cuenta con varios restaurantes en los que puede cenar durante su visita, que incluyen Harvest by Roy Ellamar, que tiene tarifa de la granja a la mesa.

Fuente Bellagio

Shutterstock / Kobby Dagan

Un ícono de Las Vegas durante todo el año, la Fuente del Bellagio ofrece un espectáculo acuático coreografiado y fascinante del que querrás ver la primera fila. Durante la temporada navideña, el espectáculo se acompaña de canciones navideñas como "O Holy Night", "Santa Baby" y "Sleigh Ride". Después de haber visto el espectáculo, entre al hotel para cenar en uno de los restaurantes más nuevos del Bellagio. Lago.

Shows de Navidad

Shutterstock / Kobby Dagan

No puedes ir a Las Vegas sin ver al menos un espectáculo. Si está buscando la ruta más tradicional, el Nevada Ballet Theatre presentará The Nutcracker en Reynolds Hall desde este sábado (10 de diciembre) hasta la víspera de Navidad. Si la música country es más tu velocidad, LeAnn Rimes actuará Hoy es navidad el 17 y 18 de diciembre en el Showroom de Orleans. El hotel Restaurante Alder and Birch es un gran lugar para cenar cerca antes del espectáculo.

Diciembre para recordar

Vegas es conocida por sus grandes letreros y luces brillantes, pero ¿qué tan grandes y brillantes son exactamente estos letreros de cerca? Bueno, puedes verlo por ti mismo en el Neon Museum, que cuenta con seis acres de letreros antiguos de casinos y negocios con los que puedes fotografiarte en su North Gallery. El museo tendrá su diciembre para recordar celebración navideña el 17 de diciembre, donde tendrás la oportunidad de hacer adornos, tomar fotos con Santa en la Galería Norte y escuchar los villancicos del coro de la Academia de Las Vegas.

Desfile navideño en el centro de Summerlin

Durante 17 noches selectas entre finales de noviembre y la víspera de Navidad, puede ver el desfile navideño en el centro de Summerlin, justo al oeste de Las Vegas. Soldados de juguete, cascanueces, bailarines y carrozas pasan por Park Center Drive con música festiva, todo gratis. Haga una noche y coma una hamburguesa con toda la familia antes del desfile en Costillas y Hamburguesas cercano.

Jardines botánicos de cactus Ethel M Chocolates

Miles de luces brillantes y decoraciones llenan el los jardines botánicos de cactus de la fábrica de chocolate. De 5 a 10 p.m., todas las noches hasta el 1 de enero, con la excepción del día de Navidad, puede ver las luces navideñas de forma gratuita en Ethel M. También verá casas de chocolate y esculturas en su visita a la fábrica. Una vez que haya recorrido los tres acres de cactus cubiertos de luz, no olvide pasar durante el día para comprar algunos chocolates gourmet para llevar a casa.

Luces en The LINQ

Shutterstock / Kobby Dagan

Frente al Caesar's Palace en The LINQ Promenade se encuentra el gran apostador : La noria más grande del mundo con cápsulas que llevan a las personas 55 pisos por encima del horizonte de la ciudad. Durante la temporada navideña, esta atracción está cubierta de luces LED. Además de la hermosa vista que se puede ver desde el High Roller, The LINQ también ofrece un espectáculo de luces de colores llamado Lights at The LINQ, donde un par de miles de luces LED se sincronizan con canciones navideñas.

Bosque mágico de Opportunity Village

Opportunity Village es una organización sin fines de lucro dedicada a ayudar a todas las personas de la comunidad de Nevada con discapacidades intelectuales a alcanzar su máximo potencial, y se ha convertido en una de las organizaciones benéficas clave de Las Vegas Valley durante los últimos 62 años. El Bosque Mágico en Opportunity Village está celebrando su temporada número 25 este año; no solo contiene cientos de árboles con millones de luces encantadoras, sino que tiene un carrusel, un tobogán, la oportunidad de tomarse fotos con Santa en su taller, minigolf y un tren para divertirse en familia sin fin.

Opportunity Village también tendrá la iluminación de la menorá de Hanukkah el 27 de diciembre.

Luces de Navidad residenciales

Shutterstock

Tanto como en otras ciudades de américa durante las vacaciones, encontrarás luces navideñas espectaculares en viviendas residenciales en zonas de Las Vegas. Si condujo hasta la ciudad o alquiló un automóvil allí, ponga música navideña en la radio y recorra las calles de casas adornadas con decoraciones impresionantes. Algunas de las que no debe perderse son Huntly Road y Carol Lark Court.

La pista de hielo

Desde el 25 de noviembre hasta el 2 de enero, puede participar en un paraíso invernal sobre el Strip en el Cosmopolitan Hotel's exterior piscina convertida en pista de hielo. Si no eres un patinador pero quieres unirte a la diversión, habrá una ligera "nevada" por la noche cada 30 minutos y se ofrecerán comidas y cócteles de temporada: martinis inspirados en S'mores con chocolate y malvaviscos tostados (el Campfire Delight), sidra de manzana tibia sin alcohol (el árbol de Navidad de Charlie Brown) y reconfortante tarta de pollo son ejemplos.


Haz que tu Nochebuena sea magnífica con esta tradición francesa

No & # xEBl, la Navidad en el sur de Francia, es una atmósfera de calidez traducida a través de los sentidos. Ya sea un local o un visitante, o simplemente un francófilo de corazón, la tradición de la comida de Nochebuena de Le Gros Souper tiene sentido para quien comparte la fiesta, un instrumento de elocuencia y tradición transmitida de generación en generación.

La mesa de Navidad está puesta en blanco y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Custom sugiere poner la mesa del comedor en blanco, con tres manteles y tres candelabros, representando a la Santísima Trinidad. La Provenza es una zona rural, impregnada de tradición y complejidad religiosa, y una atmósfera de divinidad se teje a través de la celebración. Prevalece un sentido de inclusión & # x96 asientos están dispuestos para cada miembro de la familia o amigo, incluido un espacio para un visitante casual o una persona necesitada.

Durante el Cacho-Fio, ttraducido como "prender fuego", el miembro mayor y el más joven de la familia encienden el fuego de una manera particular, transfiriendo un tronco elegido al hogar para simbolizar la transición de un año al siguiente. El anciano luego conduce a la familia en un brindis que concluye con la frase: "Que Dios nos conceda la gracia de ver el año que viene, y si ya no somos, no seamos menos". Esta es la señal para reunirse alrededor de la mesa.

Elementos de Le Gros Souper servidos en Château de Saint Martin & mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Antes de la misa de medianoche, se sirve una escasa comida de siete platos sin carne, una variedad escasa pero nutritiva masajeada por la tradición, compuesta con recursos disponibles de pueblo en pueblo. Entre los elementos habituales se incluyen un coli servido con pescado o anguila cocidos, huevos duros, acelgas o espinacas gratinadas, apio con salsa de anchoas y verduras como zanahorias, alcachofas, coliflores, patatas y judías verdes.

A & # xEFgo Bouido es una sopa de agua hervida, ajo, laurel, tomillo y salvia. Se sirve con la noción de que "A & # xEFgo bouido sauvo la vido"& # x96 antiguo & # xE7al probado para "el agua hervida te salva la vida", o al menos tu salud digestiva si comes en exceso.

Después de la misa de medianoche, las familias disfrutan del pináculo del evento: les treize postres de No & # xEBl, 13 postres que simbolizan a Cristo y sus apóstoles. Suelen ser una mezcla de nueces, higos secos, dátiles, pasas, turrón blanco y negro, pasta de membrillo, uvas blancas, cítricos, frutas confitadas, un dulce llamado Calissons, pompe & # xE0 l'huile (pan dulce de aceite de oliva) y & # x96 menos antiguos pero aún deliciosos & # x96 chocolates y b & # xFBche de No & # xEBl (un pastel de Navidad con forma de tronco).

Una selección de vinos con Le Gros Souper y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Un vino distinto llamado vin cuit (vino cocido) acompaña a los postres. Originario de los viñedos cerca de Mont Sainte-Victoire, entre Aix-en-Provence y Trets, este vino dulce se cuece a fuego lento y lento en un caldero durante una serie de días, seguido de varios años de envejecimiento en barrica antes de ser liberado durante la Navidad. Vin cuit se puede encontrar en los mercados de vacaciones y dominios de vinos de la Provenza.

Junto con vin cuit, es tradicional servir siete vinos de mesa locales, incluidos tintos, blancos y ros & # xE9. Ch & # xE2teau de Saint Martin, Cru Classe domaine en Taradeau alberga un chef preparado Le Gros Souper para los invitados cada año & # x96 siguen este enfoque: "Cada cuv & # xE9e se presenta en un estado mental diferente, de todas las variedades Proven & # xE7al elegidas por separado y ensambladas de acuerdo con la gama de sabores".

Château de Saint Martin alberga Le Gros Souper para huéspedes y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Para aquellos que no pueden pasar la Navidad en Provenza, la comida se puede recrear en casa, compuesta en su mayoría por ingredientes simples que se encuentran en tiendas y mercados de todo el mundo.

El menú es "típicamente regional y puede diferir según la ciudad o la región de la Provenza", dice Jean Quero, organizador de la bienvenida en todo el pueblo. Le Petite Marche du Gros Souper en St. R & # xE9my-de-Provence, que cuenta con un mercado que ofrece todos los ingredientes para la comida.

Vin cuit los vinos están disponibles de forma limitada en los EE. UU. a través de comerciantes en línea. Mas de Cadenet, ubicado en Trets en la base de Mont Sainte-Victoire, exporta un suministro de su embotellado. En cuanto a los otros siete vinos Proven & # xE7al, considere una gama de vinos tintos y ros & # xE9 elaborados con las variedades clásicas de Garnacha, Mourv & # xE8dre, Syrah, Carignan o Cinsault.

No olvide los deliciosos vinos blancos de Rolle (también conocido como Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne y Grenache Blanc.

¿El paso final? Diga una Feliz Navidad francesa a sus seres queridos: Joyeux No & # xEBl!


Haz que tu Nochebuena sea magnífica con esta tradición francesa

No & # xEBl, la Navidad en el sur de Francia, es una atmósfera de calidez traducida a través de los sentidos. Ya sea un local o un visitante, o simplemente un francófilo de corazón, la tradición de la comida de Nochebuena de Le Gros Souper tiene sentido para quien comparte la fiesta, un instrumento de elocuencia y tradición transmitida de generación en generación.

La mesa de Navidad está puesta en blanco y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Custom sugiere poner la mesa del comedor en blanco, con tres manteles y tres candelabros, representando a la Santísima Trinidad. La Provenza es una zona rural, impregnada de tradición y complejidad religiosa, y una atmósfera de divinidad se teje a través de la celebración. Prevalece un sentido de inclusión & # x96 asientos están dispuestos para cada miembro de la familia o amigo, incluido un espacio para un visitante casual o una persona necesitada.

Durante el Cacho-Fio, ttraducido como "prender fuego", el miembro mayor y el más joven de la familia encienden el fuego de una manera particular, transfiriendo un tronco elegido al hogar para simbolizar la transición de un año al siguiente. El anciano luego conduce a la familia en un brindis que concluye con la frase: "Que Dios nos conceda la gracia de ver el año que viene, y si ya no somos, no seamos menos". Esta es la señal para reunirse alrededor de la mesa.

Elementos de Le Gros Souper servidos en Château de Saint Martin & mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Antes de la misa de medianoche, se sirve una escasa comida de siete platos sin carne, una variedad escasa pero nutritiva masajeada por la tradición, compuesta con recursos disponibles de pueblo en pueblo. Entre los elementos habituales se incluyen un coli servido con pescado o anguila cocidos, huevos duros, acelgas o espinacas gratinadas, apio con salsa de anchoas y verduras como zanahorias, alcachofas, coliflores, patatas y judías verdes.

A & # xEFgo Bouido es una sopa de agua hervida, ajo, laurel, tomillo y salvia. Se sirve con la noción de que "A & # xEFgo bouido sauvo la vido"& # x96 antiguo & # xE7al probado para "el agua hervida te salva la vida", o al menos tu salud digestiva si comes en exceso.

Después de la misa de medianoche, las familias disfrutan del pináculo del evento: les treize postres de No & # xEBl, 13 postres que simbolizan a Cristo y sus apóstoles. Suelen ser una mezcla de nueces, higos secos, dátiles, pasas, turrón blanco y negro, pasta de membrillo, uvas blancas, cítricos, frutas confitadas, un dulce llamado Calissons, pompe & # xE0 l'huile (pan dulce de aceite de oliva) y & # x96 chocolates menos antiguos pero aún deliciosos & # x96 y b & # xFBche de No & # xEBl (un pastel de Navidad con forma de tronco).

Una selección de vinos con Le Gros Souper y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Un vino distinto llamado vin cuit (vino cocido) acompaña a los postres. Originario de los viñedos cerca de Mont Sainte-Victoire, entre Aix-en-Provence y Trets, este vino dulce se cuece a fuego lento y lento en un caldero durante una serie de días, seguido de varios años de envejecimiento en barrica antes de ser liberado durante la Navidad. Vin cuit se puede encontrar en los mercados de vacaciones y dominios de vinos de la Provenza.

Junto con vin cuit, es tradicional servir siete vinos de mesa locales, incluidos tintos, blancos y ros & # xE9. Ch & # xE2teau de Saint Martin, Cru Classe domaine en Taradeau alberga un chef preparado Le Gros Souper para los invitados cada año & # x96 siguen este enfoque: "Cada cuv & # xE9e se presenta en un estado mental diferente, de todas las variedades Proven & # xE7al elegidas por separado y ensambladas de acuerdo con la gama de sabores".

Château de Saint Martin alberga Le Gros Souper para huéspedes y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Para aquellos que no pueden pasar la Navidad en Provenza, la comida se puede recrear en casa, compuesta en su mayoría por ingredientes simples que se encuentran en tiendas y mercados de todo el mundo.

El menú es "típicamente regional y puede diferir según la ciudad o la región de la Provenza", dice Jean Quero, organizador de la bienvenida en todo el pueblo. Le Petite Marche du Gros Souper en St. R & # xE9my-de-Provence, que cuenta con un mercado que ofrece todos los ingredientes para la comida.

Vin cuit los vinos están disponibles de forma limitada en los EE. UU. a través de comerciantes en línea. Mas de Cadenet, ubicado en Trets en la base de Mont Sainte-Victoire, exporta un suministro de su embotellado. En cuanto a los otros siete vinos Proven & # xE7al, considere una gama de vinos tintos y ros & # xE9 elaborados con las variedades clásicas de Garnacha, Mourv & # xE8dre, Syrah, Carignan o Cinsault.

No olvide los deliciosos vinos blancos de Rolle (también conocido como Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne y Grenache Blanc.

¿El paso final? Diga una Feliz Navidad francesa a sus seres queridos: Joyeux No & # xEBl!


Haz que tu Nochebuena sea magnífica con esta tradición francesa

No & # xEBl, la Navidad en el sur de Francia, es una atmósfera de calidez traducida a través de los sentidos. Ya sea un local o un visitante, o simplemente un francófilo de corazón, la tradición de la comida de Nochebuena de Le Gros Souper tiene sentido para quien comparte la fiesta, un instrumento de elocuencia y tradición transmitida de generación en generación.

La mesa de Navidad está puesta en blanco y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Custom sugiere poner la mesa del comedor en blanco, con tres manteles y tres candelabros, representando a la Santísima Trinidad. La Provenza es una zona rural, impregnada de tradición y complejidad religiosa, y una atmósfera de divinidad se teje a través de la celebración. Prevalece el sentido de inclusión & # x96 asientos están dispuestos para cada miembro de la familia o amigo, incluido un espacio para un visitante casual o una persona necesitada.

Durante el Cacho-Fio, ttraducido como "prender fuego", el miembro mayor y el más joven de la familia encienden el fuego de una manera particular, transfiriendo un tronco elegido al hogar para simbolizar la transición de un año al siguiente. El anciano luego conduce a la familia en un brindis que concluye con la frase: "Que Dios nos conceda la gracia de ver el año que viene, y si ya no somos, no seamos menos". Esta es la señal para reunirse alrededor de la mesa.

Elementos de Le Gros Souper servidos en Château de Saint Martin & mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Antes de la misa de medianoche, se sirve una escasa comida de siete platos sin carne, una variedad escasa pero nutritiva masajeada por la tradición, compuesta con recursos disponibles de pueblo en pueblo. Entre los elementos habituales se incluyen un coli servido con pescado o anguila cocidos, huevos duros, acelgas o espinacas gratinadas, apio con salsa de anchoas y verduras como zanahorias, alcachofas, coliflores, patatas y judías verdes.

A & # xEFgo Bouido es una sopa de agua hervida, ajo, laurel, tomillo y salvia. Se sirve con la noción de que "A & # xEFgo bouido sauvo la vido"& # x96 antiguo & # xE7al probado para "el agua hervida te salva la vida", o al menos tu salud digestiva si comes en exceso.

Después de la misa de medianoche, las familias disfrutan del pináculo del evento: les treize postres de No & # xEBl, 13 postres que simbolizan a Cristo y sus apóstoles. Suelen ser una mezcla de nueces, higos secos, dátiles, pasas, turrón blanco y negro, pasta de membrillo, uvas blancas, cítricos, frutas confitadas, un dulce llamado Calissons, pompe & # xE0 l'huile (pan dulce de aceite de oliva) y & # x96 chocolates menos antiguos pero aún deliciosos & # x96 y b & # xFBche de No & # xEBl (un pastel de Navidad con forma de tronco).

Una selección de vinos con Le Gros Souper y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Un vino distinto llamado vin cuit (vino cocido) acompaña a los postres. Originario de los viñedos cerca de Mont Sainte-Victoire, entre Aix-en-Provence y Trets, este vino dulce se cuece a fuego lento y lento en un caldero durante una serie de días, seguido de varios años de envejecimiento en barrica antes de ser liberado durante la Navidad. Vin cuit se puede encontrar en los mercados de vacaciones y dominios de vinos de la Provenza.

Junto con vin cuit, es tradicional servir siete vinos de mesa locales, incluidos tintos, blancos y ros & # xE9. Ch & # xE2teau de Saint Martin, Cru Classe domaine en Taradeau alberga un chef preparado Le Gros Souper para los invitados cada año & # x96 siguen este enfoque: "Cada cuv & # xE9e se presenta en un estado mental diferente, de todas las variedades Proven & # xE7al elegidas por separado y ensambladas de acuerdo con la gama de sabores".

Château de Saint Martin alberga Le Gros Souper para huéspedes y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Para aquellos que no pueden pasar la Navidad en Provenza, la comida se puede recrear en casa, compuesta en su mayoría por ingredientes simples que se encuentran en tiendas y mercados de todo el mundo.

El menú es "típicamente regional y puede diferir según la ciudad o la región de la Provenza", dice Jean Quero, organizador de la bienvenida en todo el pueblo. Le Petite Marche du Gros Souper en St. R & # xE9my-de-Provence, que cuenta con un mercado que ofrece todos los ingredientes para la comida.

Vin cuit los vinos están disponibles de forma limitada en los EE. UU. a través de comerciantes en línea. Mas de Cadenet, ubicado en Trets en la base de Mont Sainte-Victoire, exporta un suministro de su embotellado. En cuanto a los otros siete vinos Proven & # xE7al, considere una gama de vinos tintos y ros & # xE9 elaborados con las variedades clásicas de Garnacha, Mourv & # xE8dre, Syrah, Carignan o Cinsault.

No olvide los deliciosos vinos blancos de Rolle (también conocido como Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne y Grenache Blanc.

¿El paso final? Diga una Feliz Navidad francesa a sus seres queridos: Joyeux No & # xEBl!


Haz que tu Nochebuena sea magnífica con esta tradición francesa

No & # xEBl, la Navidad en el sur de Francia, es una atmósfera de calidez traducida a través de los sentidos. Ya sea un local o un visitante, o simplemente un francófilo de corazón, la tradición de la comida de Nochebuena de Le Gros Souper tiene sentido para quien comparte la fiesta, un instrumento de elocuencia y tradición transmitida de generación en generación.

La mesa de Navidad está puesta en blanco y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Custom sugiere poner la mesa del comedor en blanco, con tres manteles y tres candelabros, representando a la Santísima Trinidad. La Provenza es una zona rural, impregnada de tradición y complejidad religiosa, y una atmósfera de divinidad se teje a través de la celebración. Prevalece el sentido de inclusión & # x96 asientos están dispuestos para cada miembro de la familia o amigo, incluido un espacio para un visitante casual o una persona necesitada.

Durante el Cacho-Fio, ttraducido como "prender fuego", el miembro mayor y el más joven de la familia encienden el fuego de una manera particular, transfiriendo un tronco elegido al hogar para simbolizar la transición de un año al siguiente. El anciano luego conduce a la familia en un brindis que concluye con la frase: "Que Dios nos conceda la gracia de ver el año que viene, y si ya no somos, no seamos menos". Esta es la señal para reunirse alrededor de la mesa.

Elementos de Le Gros Souper servidos en Château de Saint Martin & mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Antes de la misa de medianoche, se sirve una escasa comida de siete platos sin carne, una variedad escasa pero nutritiva masajeada por la tradición, compuesta con recursos disponibles de pueblo en pueblo. Entre los elementos habituales se incluyen un coli servido con pescado o anguila cocidos, huevos duros, acelgas o espinacas gratinadas, apio con salsa de anchoas y verduras como zanahorias, alcachofas, coliflores, patatas y judías verdes.

A & # xEFgo Bouido es una sopa de agua hervida, ajo, laurel, tomillo y salvia. Se sirve con la noción de que "A & # xEFgo bouido sauvo la vido"& # x96 antiguo & # xE7al probado para "el agua hervida te salva la vida", o al menos tu salud digestiva si comes en exceso.

Después de la misa de medianoche, las familias disfrutan del pináculo del evento: les treize postres de No & # xEBl, 13 postres que simbolizan a Cristo y sus apóstoles. Suelen ser una mezcla de nueces, higos secos, dátiles, pasas, turrón blanco y negro, pasta de membrillo, uvas blancas, cítricos, frutas confitadas, un dulce llamado Calissons, pompe & # xE0 l'huile (pan dulce de aceite de oliva) y & # x96 menos antiguos pero aún deliciosos & # x96 chocolates y b & # xFBche de No & # xEBl (un pastel de Navidad con forma de tronco).

Una selección de vinos con Le Gros Souper y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Un vino distinto llamado vin cuit (vino cocido) acompaña a los postres. Originario de los viñedos cerca de Mont Sainte-Victoire, entre Aix-en-Provence y Trets, este vino dulce se cuece a fuego lento y lento en un caldero durante una serie de días, seguido de varios años de envejecimiento en barrica antes de ser liberado durante la Navidad. Vin cuit se puede encontrar en los mercados de vacaciones y dominios de vinos de la Provenza.

Junto con vin cuit, es tradicional servir siete vinos de mesa locales, incluidos tintos, blancos y ros & # xE9. Ch & # xE2teau de Saint Martin, Cru Classe domaine en Taradeau alberga un chef preparado Le Gros Souper para los invitados cada año & # x96 siguen este enfoque: "Cada cuv & # xE9e se presenta en un estado mental diferente, de todas las variedades Proven & # xE7al elegidas por separado y ensambladas de acuerdo con la gama de sabores".

Château de Saint Martin alberga Le Gros Souper para huéspedes y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Para aquellos que no pueden pasar la Navidad en Provenza, la comida se puede recrear en casa, compuesta en su mayoría por ingredientes simples que se encuentran en tiendas y mercados de todo el mundo.

El menú es "típicamente regional y puede diferir según la ciudad o la región de la Provenza", dice Jean Quero, organizador de la bienvenida en todo el pueblo. Le Petite Marche du Gros Souper en St. R & # xE9my-de-Provence, que cuenta con un mercado que ofrece todos los ingredientes para la comida.

Vin cuit los vinos están disponibles de forma limitada en los EE. UU. a través de comerciantes en línea. Mas de Cadenet, ubicado en Trets en la base de Mont Sainte-Victoire, exporta un suministro de su embotellado. En cuanto a los otros siete vinos Proven & # xE7al, considere una gama de vinos tintos y ros & # xE9 elaborados a partir de las variedades clásicas de Garnacha, Mourv & # xE8dre, Syrah, Carignan o Cinsault.

No olvide los deliciosos vinos blancos de Rolle (también conocido como Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne y Grenache Blanc.

¿El paso final? Diga una Feliz Navidad francesa a sus seres queridos: Joyeux No & # xEBl!


Haz que tu Nochebuena sea magnífica con esta tradición francesa

No & # xEBl, la Navidad en el sur de Francia, es una atmósfera de calidez traducida a través de los sentidos. Ya sea un local o un visitante, o simplemente un francófilo de corazón, la tradición de la comida de Nochebuena de Le Gros Souper tiene sentido para quien comparte la fiesta, un instrumento de elocuencia y tradición transmitida de generación en generación.

La mesa de Navidad está puesta en blanco y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Custom sugiere poner la mesa del comedor en blanco, con tres manteles y tres candelabros, representando a la Santísima Trinidad. La Provenza es una zona rural, impregnada de tradición y complejidad religiosa, y una atmósfera de divinidad se teje a través de la celebración. Prevalece un sentido de inclusión & # x96 asientos están dispuestos para cada miembro de la familia o amigo, incluido un espacio para un visitante casual o una persona necesitada.

Durante el Cacho-Fio, ttraducido como "prender fuego", el miembro mayor y el más joven de la familia encienden el fuego de una manera particular, transfiriendo un tronco elegido al hogar para simbolizar la transición de un año al siguiente. El anciano luego conduce a la familia en un brindis que concluye con la frase: "Que Dios nos conceda la gracia de ver el año que viene, y si ya no somos, no seamos menos". Esta es la señal para reunirse alrededor de la mesa.

Elementos de Le Gros Souper servidos en Château de Saint Martin & mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Antes de la misa de medianoche, se sirve una escasa comida de siete platos sin carne, una variedad escasa pero nutritiva masajeada por la tradición, compuesta con recursos disponibles de pueblo en pueblo. Entre los elementos habituales se incluyen un coli servido con pescado o anguila cocidos, huevos duros, acelgas o espinacas gratinadas, apio con salsa de anchoas y verduras como zanahorias, alcachofas, coliflores, patatas y judías verdes.

A & # xEFgo Bouido es una sopa de agua hervida, ajo, laurel, tomillo y salvia. Se sirve con la noción de que "A & # xEFgo bouido sauvo la vido"& # x96 antiguo & # xE7al probado para "el agua hervida te salva la vida", o al menos tu salud digestiva si comes en exceso.

Después de la misa de medianoche, las familias disfrutan del pináculo del evento: les treize postres de No & # xEBl, 13 postres que simbolizan a Cristo y sus apóstoles. Suelen ser una mezcla de nueces, higos secos, dátiles, pasas, turrón blanco y negro, pasta de membrillo, uvas blancas, cítricos, frutas confitadas, un dulce llamado Calissons, pompe & # xE0 l'huile (pan dulce de aceite de oliva) y & # x96 chocolates menos antiguos pero aún deliciosos & # x96 y b & # xFBche de No & # xEBl (un pastel de Navidad con forma de tronco).

Una selección de vinos con Le Gros Souper y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Un vino distinto llamado vin cuit (vino cocido) acompaña a los postres. Originario de los viñedos cerca de Mont Sainte-Victoire, entre Aix-en-Provence y Trets, este vino dulce se cuece a fuego lento y lento en un caldero durante una serie de días, seguido de varios años de envejecimiento en barrica antes de ser liberado durante la Navidad. Vin cuit se puede encontrar en los mercados de vacaciones y dominios de vinos de la Provenza.

Junto con vin cuit, es tradicional servir siete vinos de mesa locales, incluidos tintos, blancos y ros & # xE9. Ch & # xE2teau de Saint Martin, Cru Classe domaine en Taradeau alberga un chef preparado Le Gros Souper para los invitados cada año & # x96 siguen este enfoque: "Cada cuv & # xE9e se presenta en un estado mental diferente, de todas las variedades Proven & # xE7al elegidas por separado y ensambladas de acuerdo con la gama de sabores".

Château de Saint Martin alberga Le Gros Souper para huéspedes y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Para aquellos que no pueden pasar la Navidad en Provenza, la comida se puede recrear en casa, compuesta en su mayoría por ingredientes simples que se encuentran en tiendas y mercados de todo el mundo.

El menú es "típicamente regional y puede diferir según la ciudad o la región de la Provenza", dice Jean Quero, organizador de la bienvenida en todo el pueblo. Le Petite Marche du Gros Souper en St. R & # xE9my-de-Provence, que cuenta con un mercado que ofrece todos los ingredientes para la comida.

Vin cuit los vinos están disponibles de forma limitada en los EE. UU. a través de comerciantes en línea. Mas de Cadenet, ubicado en Trets en la base de Mont Sainte-Victoire, exporta un suministro de su embotellado. En cuanto a los otros siete vinos Proven & # xE7al, considere una gama de vinos tintos y ros & # xE9 elaborados con las variedades clásicas de Garnacha, Mourv & # xE8dre, Syrah, Carignan o Cinsault.

No olvide los deliciosos vinos blancos de Rolle (también conocido como Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne y Grenache Blanc.

¿El paso final? Diga una Feliz Navidad francesa a sus seres queridos: Joyeux No & # xEBl!


Haz que tu Nochebuena sea magnífica con esta tradición francesa

No & # xEBl, la Navidad en el sur de Francia, es una atmósfera de calidez traducida a través de los sentidos. Ya sea un local o un visitante, o simplemente un francófilo de corazón, la tradición de la comida de Nochebuena de Le Gros Souper tiene sentido para quien comparte la fiesta, un instrumento de elocuencia y tradición transmitida de generación en generación.

La mesa de Navidad está puesta en blanco y mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Custom sugiere poner la mesa del comedor en blanco, con tres manteles y tres candelabros, representando a la Santísima Trinidad. La Provenza es una zona rural, impregnada de tradición y complejidad religiosa, y una atmósfera de divinidad se teje a través de la celebración. Prevalece un sentido de inclusión & # x96 asientos están dispuestos para cada miembro de la familia o amigo, incluido un espacio para un visitante casual o una persona necesitada.

Durante el Cacho-Fio, ttraducido como "prender fuego", el miembro mayor y el más joven de la familia encienden el fuego de una manera particular, transfiriendo un tronco elegido al hogar para simbolizar la transición de un año al siguiente. El anciano luego conduce a la familia en un brindis que concluye con la frase: "Que Dios nos conceda la gracia de ver el año que viene, y si ya no somos, no seamos menos". Esta es la señal para reunirse alrededor de la mesa.

Elementos de Le Gros Souper servidos en Château de Saint Martin & mdash Foto cortesía de Château de Saint Martin

Antes de la misa de medianoche, se sirve una escasa comida de siete platos sin carne, una variedad escasa pero nutritiva masajeada por la tradición, compuesta con recursos disponibles de pueblo en pueblo. Entre los elementos habituales se incluyen un coli servido con pescado o anguila cocidos, huevos duros, acelgas o espinacas gratinadas, apio con salsa de anchoas y verduras como zanahorias, alcachofas, coliflores, patatas y judías verdes.

A & # xEFgo Bouido es una sopa de agua hervida, ajo, laurel, tomillo y salvia. Se sirve con la noción de que "A & # xEFgo bouido sauvo la vido"& # x96 antiguo & # xE7al probado para "el agua hervida te salva la vida", o al menos tu salud digestiva si comes en exceso.

After Midnight Mass, families enjoy the pinnacle of the event: les treize desserts de Noël, 13 desserts symbolizing Christ and his apostles. These are typically a mix of nuts, dried figs, dates, raisins, black and white nougat, quince paste, white grapes, citrus fruit, candied fruits, a confection called calissons, pompe à l'huile (sweet olive oil bread) and – less ancient but still delicious – chocolates and bྼhe de Noël (a Christmas cake shaped like a log).

A selection of wine with Le Gros Souper &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

A distinct wine called vin cuit (cooked wine) accompanies the desserts. Originating in the vineyards near Mont Sainte-Victoire, between Aix-en-Provence and Trets, this sweet wine is cooked low and slow in a cauldron over a series of days, followed by several years of oak aging before being released during Christmastime. Vin cuit can be found at holiday markets and wine domaines around Provence.

Junto con vin cuit, it is traditional to serve seven local table wines, including red, white and rosé. Château de Saint Martin, Cru Classe domaine in Taradeau hosts a chef-prepared Le Gros Souper for guests each year – they follow this approach: "Each cuvພ is presented in a different state of mind, from all Proven๺l varieties chosen separately and assembled according to the range of flavors."

Château de Saint Martin hosts Le Gros Souper for guests &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

For those who can't spend Christmas in Provence, the meal can be recreated at home, comprised of mostly simple ingredients found in stores and markets around the world.

The menu is "typically regional and may differ depending on the city or region of Provence," says Jean Quero, organizer of the welcoming, village-wide Le Petite Marche du Gros Souper in St. Rémy-de-Provence, which features a market offering all of the ingredients for the meal.

Vin cuit wines are available on a limited basis in the U.S. through online merchants. Mas de Cadenet, located in Trets at the base of Mont Sainte-Victoire, exports a supply of their bottling. As for the seven other Proven๺l wines, consider a range of red and rosé wines made from the classic varieties of Grenache, Mourvຍre, Syrah, Carignan or Cinsault.

Don't forget lovely white wines from Rolle (aka Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne and Grenache Blanc.

The final step? Say a French Merry Christmas to those you love: Joyeux Noël!


Make your Christmas Eve magnifique with this French tradition

Noël, Christmastime in the south of France, is an atmosphere of warmth translated through the senses. Whether a local or a visitor, or simply a Francophile at heart, the Christmas Eve mealtime tradition of Le Gros Souper is meaningful to anyone who shares the feast, an instrument of eloquence and tradition passed from generation to generation.

The Christmas table is set in white &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

Custom suggests setting the dining table in white, with three tablecloths and three candlesticks, representing the Holy Trinity. Provence is a rural area, steeped in tradition and religious complexity, and an atmosphere of divinity is woven through the celebration. A sense of inclusion prevails – seats are arranged for each family member or friend, including a space for a chance visitor or needy person.

Durante el Cacho-Fio, translated as "to set alight," the oldest and youngest member of the family light the fire in a particular way, transferring a chosen log to the hearth to symbolize the transition from one year to the next. The elder then leads the family in a toast that wraps up with the phrase, "May God grant us the grace to see the coming year, and if we are no more, let us be no less." This is the signal to gather around the table.

Elements of Le Gros Souper served at Château de Saint Martin &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

Prior to Midnight Mass, a meager meal of seven meatless dishes is served, a sparse but nutritious array massaged by tradition, composed with resources available from village to village. Common elements include aïoli served with boiled fish or eel, hard-boiled eggs, chard or spinach au gratin, celery with anchovy sauce and vegetables such as carrots, artichokes, cauliflowers, potatoes and green beans.

Aïgo Bouido is a soup of boiled water, garlic, bay leaf, thyme and sage. It is served with the notion that "Aïgo bouido sauvo la vido" – old Proven๺l for "boiled water saves your life," or at least your digestive health if you happen to overeat!

After Midnight Mass, families enjoy the pinnacle of the event: les treize desserts de Noël, 13 desserts symbolizing Christ and his apostles. These are typically a mix of nuts, dried figs, dates, raisins, black and white nougat, quince paste, white grapes, citrus fruit, candied fruits, a confection called calissons, pompe à l'huile (sweet olive oil bread) and – less ancient but still delicious – chocolates and bྼhe de Noël (a Christmas cake shaped like a log).

A selection of wine with Le Gros Souper &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

A distinct wine called vin cuit (cooked wine) accompanies the desserts. Originating in the vineyards near Mont Sainte-Victoire, between Aix-en-Provence and Trets, this sweet wine is cooked low and slow in a cauldron over a series of days, followed by several years of oak aging before being released during Christmastime. Vin cuit can be found at holiday markets and wine domaines around Provence.

Junto con vin cuit, it is traditional to serve seven local table wines, including red, white and rosé. Château de Saint Martin, Cru Classe domaine in Taradeau hosts a chef-prepared Le Gros Souper for guests each year – they follow this approach: "Each cuvພ is presented in a different state of mind, from all Proven๺l varieties chosen separately and assembled according to the range of flavors."

Château de Saint Martin hosts Le Gros Souper for guests &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

For those who can't spend Christmas in Provence, the meal can be recreated at home, comprised of mostly simple ingredients found in stores and markets around the world.

The menu is "typically regional and may differ depending on the city or region of Provence," says Jean Quero, organizer of the welcoming, village-wide Le Petite Marche du Gros Souper in St. Rémy-de-Provence, which features a market offering all of the ingredients for the meal.

Vin cuit wines are available on a limited basis in the U.S. through online merchants. Mas de Cadenet, located in Trets at the base of Mont Sainte-Victoire, exports a supply of their bottling. As for the seven other Proven๺l wines, consider a range of red and rosé wines made from the classic varieties of Grenache, Mourvຍre, Syrah, Carignan or Cinsault.

Don't forget lovely white wines from Rolle (aka Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne and Grenache Blanc.

The final step? Say a French Merry Christmas to those you love: Joyeux Noël!


Make your Christmas Eve magnifique with this French tradition

Noël, Christmastime in the south of France, is an atmosphere of warmth translated through the senses. Whether a local or a visitor, or simply a Francophile at heart, the Christmas Eve mealtime tradition of Le Gros Souper is meaningful to anyone who shares the feast, an instrument of eloquence and tradition passed from generation to generation.

The Christmas table is set in white &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

Custom suggests setting the dining table in white, with three tablecloths and three candlesticks, representing the Holy Trinity. Provence is a rural area, steeped in tradition and religious complexity, and an atmosphere of divinity is woven through the celebration. A sense of inclusion prevails – seats are arranged for each family member or friend, including a space for a chance visitor or needy person.

Durante el Cacho-Fio, translated as "to set alight," the oldest and youngest member of the family light the fire in a particular way, transferring a chosen log to the hearth to symbolize the transition from one year to the next. The elder then leads the family in a toast that wraps up with the phrase, "May God grant us the grace to see the coming year, and if we are no more, let us be no less." This is the signal to gather around the table.

Elements of Le Gros Souper served at Château de Saint Martin &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

Prior to Midnight Mass, a meager meal of seven meatless dishes is served, a sparse but nutritious array massaged by tradition, composed with resources available from village to village. Common elements include aïoli served with boiled fish or eel, hard-boiled eggs, chard or spinach au gratin, celery with anchovy sauce and vegetables such as carrots, artichokes, cauliflowers, potatoes and green beans.

Aïgo Bouido is a soup of boiled water, garlic, bay leaf, thyme and sage. It is served with the notion that "Aïgo bouido sauvo la vido" – old Proven๺l for "boiled water saves your life," or at least your digestive health if you happen to overeat!

After Midnight Mass, families enjoy the pinnacle of the event: les treize desserts de Noël, 13 desserts symbolizing Christ and his apostles. These are typically a mix of nuts, dried figs, dates, raisins, black and white nougat, quince paste, white grapes, citrus fruit, candied fruits, a confection called calissons, pompe à l'huile (sweet olive oil bread) and – less ancient but still delicious – chocolates and bྼhe de Noël (a Christmas cake shaped like a log).

A selection of wine with Le Gros Souper &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

A distinct wine called vin cuit (cooked wine) accompanies the desserts. Originating in the vineyards near Mont Sainte-Victoire, between Aix-en-Provence and Trets, this sweet wine is cooked low and slow in a cauldron over a series of days, followed by several years of oak aging before being released during Christmastime. Vin cuit can be found at holiday markets and wine domaines around Provence.

Junto con vin cuit, it is traditional to serve seven local table wines, including red, white and rosé. Château de Saint Martin, Cru Classe domaine in Taradeau hosts a chef-prepared Le Gros Souper for guests each year – they follow this approach: "Each cuvພ is presented in a different state of mind, from all Proven๺l varieties chosen separately and assembled according to the range of flavors."

Château de Saint Martin hosts Le Gros Souper for guests &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

For those who can't spend Christmas in Provence, the meal can be recreated at home, comprised of mostly simple ingredients found in stores and markets around the world.

The menu is "typically regional and may differ depending on the city or region of Provence," says Jean Quero, organizer of the welcoming, village-wide Le Petite Marche du Gros Souper in St. Rémy-de-Provence, which features a market offering all of the ingredients for the meal.

Vin cuit wines are available on a limited basis in the U.S. through online merchants. Mas de Cadenet, located in Trets at the base of Mont Sainte-Victoire, exports a supply of their bottling. As for the seven other Proven๺l wines, consider a range of red and rosé wines made from the classic varieties of Grenache, Mourvຍre, Syrah, Carignan or Cinsault.

Don't forget lovely white wines from Rolle (aka Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne and Grenache Blanc.

The final step? Say a French Merry Christmas to those you love: Joyeux Noël!


Make your Christmas Eve magnifique with this French tradition

Noël, Christmastime in the south of France, is an atmosphere of warmth translated through the senses. Whether a local or a visitor, or simply a Francophile at heart, the Christmas Eve mealtime tradition of Le Gros Souper is meaningful to anyone who shares the feast, an instrument of eloquence and tradition passed from generation to generation.

The Christmas table is set in white &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

Custom suggests setting the dining table in white, with three tablecloths and three candlesticks, representing the Holy Trinity. Provence is a rural area, steeped in tradition and religious complexity, and an atmosphere of divinity is woven through the celebration. A sense of inclusion prevails – seats are arranged for each family member or friend, including a space for a chance visitor or needy person.

Durante el Cacho-Fio, translated as "to set alight," the oldest and youngest member of the family light the fire in a particular way, transferring a chosen log to the hearth to symbolize the transition from one year to the next. The elder then leads the family in a toast that wraps up with the phrase, "May God grant us the grace to see the coming year, and if we are no more, let us be no less." This is the signal to gather around the table.

Elements of Le Gros Souper served at Château de Saint Martin &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

Prior to Midnight Mass, a meager meal of seven meatless dishes is served, a sparse but nutritious array massaged by tradition, composed with resources available from village to village. Common elements include aïoli served with boiled fish or eel, hard-boiled eggs, chard or spinach au gratin, celery with anchovy sauce and vegetables such as carrots, artichokes, cauliflowers, potatoes and green beans.

Aïgo Bouido is a soup of boiled water, garlic, bay leaf, thyme and sage. It is served with the notion that "Aïgo bouido sauvo la vido" – old Proven๺l for "boiled water saves your life," or at least your digestive health if you happen to overeat!

After Midnight Mass, families enjoy the pinnacle of the event: les treize desserts de Noël, 13 desserts symbolizing Christ and his apostles. These are typically a mix of nuts, dried figs, dates, raisins, black and white nougat, quince paste, white grapes, citrus fruit, candied fruits, a confection called calissons, pompe à l'huile (sweet olive oil bread) and – less ancient but still delicious – chocolates and bྼhe de Noël (a Christmas cake shaped like a log).

A selection of wine with Le Gros Souper &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

A distinct wine called vin cuit (cooked wine) accompanies the desserts. Originating in the vineyards near Mont Sainte-Victoire, between Aix-en-Provence and Trets, this sweet wine is cooked low and slow in a cauldron over a series of days, followed by several years of oak aging before being released during Christmastime. Vin cuit can be found at holiday markets and wine domaines around Provence.

Junto con vin cuit, it is traditional to serve seven local table wines, including red, white and rosé. Château de Saint Martin, Cru Classe domaine in Taradeau hosts a chef-prepared Le Gros Souper for guests each year – they follow this approach: "Each cuvພ is presented in a different state of mind, from all Proven๺l varieties chosen separately and assembled according to the range of flavors."

Château de Saint Martin hosts Le Gros Souper for guests &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

For those who can't spend Christmas in Provence, the meal can be recreated at home, comprised of mostly simple ingredients found in stores and markets around the world.

The menu is "typically regional and may differ depending on the city or region of Provence," says Jean Quero, organizer of the welcoming, village-wide Le Petite Marche du Gros Souper in St. Rémy-de-Provence, which features a market offering all of the ingredients for the meal.

Vin cuit wines are available on a limited basis in the U.S. through online merchants. Mas de Cadenet, located in Trets at the base of Mont Sainte-Victoire, exports a supply of their bottling. As for the seven other Proven๺l wines, consider a range of red and rosé wines made from the classic varieties of Grenache, Mourvຍre, Syrah, Carignan or Cinsault.

Don't forget lovely white wines from Rolle (aka Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne and Grenache Blanc.

The final step? Say a French Merry Christmas to those you love: Joyeux Noël!


Make your Christmas Eve magnifique with this French tradition

Noël, Christmastime in the south of France, is an atmosphere of warmth translated through the senses. Whether a local or a visitor, or simply a Francophile at heart, the Christmas Eve mealtime tradition of Le Gros Souper is meaningful to anyone who shares the feast, an instrument of eloquence and tradition passed from generation to generation.

The Christmas table is set in white &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

Custom suggests setting the dining table in white, with three tablecloths and three candlesticks, representing the Holy Trinity. Provence is a rural area, steeped in tradition and religious complexity, and an atmosphere of divinity is woven through the celebration. A sense of inclusion prevails – seats are arranged for each family member or friend, including a space for a chance visitor or needy person.

Durante el Cacho-Fio, translated as "to set alight," the oldest and youngest member of the family light the fire in a particular way, transferring a chosen log to the hearth to symbolize the transition from one year to the next. The elder then leads the family in a toast that wraps up with the phrase, "May God grant us the grace to see the coming year, and if we are no more, let us be no less." This is the signal to gather around the table.

Elements of Le Gros Souper served at Château de Saint Martin &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

Prior to Midnight Mass, a meager meal of seven meatless dishes is served, a sparse but nutritious array massaged by tradition, composed with resources available from village to village. Common elements include aïoli served with boiled fish or eel, hard-boiled eggs, chard or spinach au gratin, celery with anchovy sauce and vegetables such as carrots, artichokes, cauliflowers, potatoes and green beans.

Aïgo Bouido is a soup of boiled water, garlic, bay leaf, thyme and sage. It is served with the notion that "Aïgo bouido sauvo la vido" – old Proven๺l for "boiled water saves your life," or at least your digestive health if you happen to overeat!

After Midnight Mass, families enjoy the pinnacle of the event: les treize desserts de Noël, 13 desserts symbolizing Christ and his apostles. These are typically a mix of nuts, dried figs, dates, raisins, black and white nougat, quince paste, white grapes, citrus fruit, candied fruits, a confection called calissons, pompe à l'huile (sweet olive oil bread) and – less ancient but still delicious – chocolates and bྼhe de Noël (a Christmas cake shaped like a log).

A selection of wine with Le Gros Souper &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

A distinct wine called vin cuit (cooked wine) accompanies the desserts. Originating in the vineyards near Mont Sainte-Victoire, between Aix-en-Provence and Trets, this sweet wine is cooked low and slow in a cauldron over a series of days, followed by several years of oak aging before being released during Christmastime. Vin cuit can be found at holiday markets and wine domaines around Provence.

Junto con vin cuit, it is traditional to serve seven local table wines, including red, white and rosé. Château de Saint Martin, Cru Classe domaine in Taradeau hosts a chef-prepared Le Gros Souper for guests each year – they follow this approach: "Each cuvພ is presented in a different state of mind, from all Proven๺l varieties chosen separately and assembled according to the range of flavors."

Château de Saint Martin hosts Le Gros Souper for guests &mdash Photo courtesy of Château de Saint Martin

For those who can't spend Christmas in Provence, the meal can be recreated at home, comprised of mostly simple ingredients found in stores and markets around the world.

The menu is "typically regional and may differ depending on the city or region of Provence," says Jean Quero, organizer of the welcoming, village-wide Le Petite Marche du Gros Souper in St. Rémy-de-Provence, which features a market offering all of the ingredients for the meal.

Vin cuit wines are available on a limited basis in the U.S. through online merchants. Mas de Cadenet, located in Trets at the base of Mont Sainte-Victoire, exports a supply of their bottling. As for the seven other Proven๺l wines, consider a range of red and rosé wines made from the classic varieties of Grenache, Mourvຍre, Syrah, Carignan or Cinsault.

Don't forget lovely white wines from Rolle (aka Vermentino), Ugni Blanc, Bourboulenc, Clairette, Marsanne, Roussanne and Grenache Blanc.

The final step? Say a French Merry Christmas to those you love: Joyeux Noël!


Ver el vídeo: Christmas village, light maze to open in Las Vegas this holiday season (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Dahr

    Gracias por su información, ¿también me gustaría algo que pueda ayudar?

  2. Shaktigami

  3. Kenn

    Pregunta divertida

  4. Gilford

    volverse loco !!! ¡AFFTARU ZACHOT!

  5. JoJohn

    ¡Es verdad! Creo que es una buena idea. Y tiene derecho a la vida.

  6. Taukazahn

    Van por buen camino camaradas

  7. Dat

    Enhorabuena, esta muy buena idea te vendrá muy bien.



Escribe un mensaje